La desinfección con plasma frío es un proceso que reproduce lo que ocurre en la naturaleza durante un temporal, cuando los rayos emiten fuertes campos eléctricos oscilantes, capaces de aumentar la energía de las moléculas que se encuentran en el aire y las del agua que esta contiene. Cuando la molécula de agua se "rompe", se activa una reacción en cadena a baja temperatura, de ahí el nombre de "plasma frío", porque la energía que se libera está generada por la electricidad y no por la temperatura.

La desinfección con plasma frío crea grandes cantidades de radicales libres oxidantes en el aire que atacan la membrana de los agentes patógenos y los desactivan rápidamente.

En octubre de 2020, el departamento de Medicina Molecular de la Universidad de Padua demostró científicamente que este tipo de desinfección es capaz de desactivar también el virus Sars Covid-2.

Nuestros ionizadores JoyBion Propacare usan esta innovadora tecnología y proporcionan un plus en comparación con los demás ionizadores de la categoría, porque en nuestros aparatos la ionización es bipolar controlada, es decir, la emisión de iones positivos y negativos está constantemente controlada y esto les permite simular exactamente lo que sucede en la naturaleza. Gracias a esta función, nuestros dispositivos también se pueden utilizar en presencia de personas durante un tiempo ilimitado.

Compartir