La temporada de invierno está a la vuelta de la esquina y volvemos a vivir en interiores con todas las consecuencias que ello conlleva. La temporada de invierno, debido a las bajas temperaturas, pone a prueba el sistema inmunitario y lo hace susceptible a las formas de gripe típicas de la época. Pasar mucho tiempo en casa también facilita claramente la transmisión de estos virus.

A esto se añade el problema de la contaminación atmosférica, que contribuye a un aumento de las partículas, responsables, entre otros factores, de un importante empeoramiento de las afecciones inflamatorias de las vías respiratorias. Esto hace inevitablemente que las personas sean más receptivas a los virus transmitidos por el aire.

Por todo ello, es fundamental garantizar, al menos en el interior, que el aire esté libre de contaminantes, pero también de virus y bacterias. La ionización desempeña un papel muy importante en la purificación del aire en los ambientes interiores, especialmente si se trata de una ionización bipolar controlada como la que produce el ionizador JoyBion que reproduce lo que ocurre en la naturaleza durante una tormenta eléctrica o cerca de una cascada. JoyBion emite iones positivos y negativos de forma constantemente controlada para proporcionar una ionización efectiva como la que se encuentra en la naturaleza.

Para obtener más información sobre nuestros ionizadores JoyBion, haga clic aquí.

Compartir