Preguntas y Respuestas

El ionizador JoyBion emite iones en una proporción de 1,2 millones de negativos por cada millón de positivos. Por tanto, los iones negativos son alrededor de un 20% superiores a los positivos deliberadamente. Estos valores se refieren a una medición realizada con un instrumento adecuado colocado frente a los electrodos del dispositivo donde se generan los iones.

Los valores serán totalmente diferentes si se miden lejos del aparato porque, una vez liberados en el aire, los iones alcanzan su equilibrio en función de la situación ambiental que encuentran, que depende de diversas variables, como la mezcla de gases que componen el aire, la humedad relativa y otros factores ambientales.

El ionizador JoyBion funciona gracias a una tecnología llamada "Ionización Bipolar Controlada", mediante la cual el dispositivo controla constantemente la emisión de iones positivos y negativos.

Respecto a su funcionamiento, imaginemos que tenemos un cúter donde la hoja representa los iones negativos (-) y su mango, que contiene la hoja, representa los iones positivos (+).
Teniendo en cuenta que los iones negativos se encargan de la "limpieza" del aire, es fácil entender que la hoja que los representa en el ejemplo deberá salir un poco del mango que la contiene para poder atacar y eliminar virus y bacterias, al igual que ocurre cuando se utiliza un cúter para cortar. El mango (iones positivos), por su parte, sirve para contener la agresividad de la propia hoja, dejándola salir lo suficiente para hacer su trabajo, pero sin liberarla demasiado, porque podría resultar demasiado agresiva y peligrosa.
Esta imagen explica el funcionamiento de la IBC (Ionización Bipolar Controlada) donde los iones positivos, como el mango del cúter, tienen la función de contener la reacción en cadena, dejando solo un pequeño desequilibrio a favor de los iones negativos (-), en la justa medida para que puedan realizar su función de "limpieza" del aire. De esta forma se genera un plasma frío controlado, si en cambio no existieran iones positivos para hacer "guardia", se desarrollaría una reacción en cadena descontrolada, típica del plasma frío no controlado y con la consiguiente emisión de ozono en cantidades excesivas y fuera de control.

El ionizador JoyBion tiene la capacidad de generar Ionización Bipolar Controlada (IBC) y, bajo demanda, también Ozono con un control temporizado. Durante el proceso de ozonización, el dispositivo emite simultáneamente la Ionización Bipolar Controlada. Ambas funciones son importantes en la batalla contra los ácaros.

La Ionización Bipolar Controlada actúa eficazmente en la eliminación de los excrementos de los ácaros, micropartículas de 0,3 micras que se encuentran en el aire y que, en determinadas personas alérgicas, provocan graves crisis de asma.

JoyBion, con la IBC, actúa eficazmente eliminando casi todas las micropartículas que se encuentran suspendidas en el aire, incluida una gran parte de los alérgenos. El aire será más puro y saludable reduciendo los problemas respiratorios debidos a las innumerables partículas, entre las que se encuentran las emitidas por los ácaros.

Las ventajas de JoyBion no terminan aquí y es que al activar la ozonización durante periodos medios y largos (90-180 minutos), siempre en ausencia de personas y dejando todo aquello que pueda atrapar polvo, el ozono emitido por JoyBion actuará sobre todas las superficies y sobre los pliegues de los tejidos donde viven los ácaros. Con un tratamiento diario y, si es posible, repetido incluso dos o tres veces al día, las ventajas deben verse en el transcurso de pocas semanas.

La ionización del aire favorece notablemente a su revitalización y reequilibrio desde un punto de vista eléctrico. Evidentemente, no se puede excluir la necesidad de desinfectar periódicamente el ambiente y ventilarlo para favorecer la renovación normal del aire y el aporte de oxígeno nuevo en función de la carga orgánica de los ocupantes.

JoyBion crea vitalidad en el ambiente, no esterilidad. Este extraordinario dispositivo tiene la posibilidad de funcionar en dos modos: "Ionize", ioniza con la ionización bipolar controlada y "Sanitize", desinfecta gracias a la generación de ozono, cuando es necesario.

El modo "Sanitize" desinfecta el ambiente de una manera importante destruyendo los virus y bacterias presentes en su interior. El modo "Ionize" genera constantemente una mezcla saludable de iones positivos y negativos que incide de forma notable en la mejora del aire y, por ende, de la vida.

El efecto de JoyBion en la calidad del aire es similar al que se percibe al caminar por la montaña o en general al estar inmerso en la naturaleza, una experiencia enormemente saludable. Existen investigaciones importantes que muestran los múltiples efectos positivos que produce la ionización en el bienestar físico y mental.  

Una de las principales características de los dispositivos JoyBion es que generan constantemente una ionización bipolar, es decir, iones positivos y negativos. Para comprobar que el aparato emite estos iones es necesario utilizar un medidor especial, pero si los electrodos de fibra de carbono presentes en el interior del dispositivo están intactos JoyBion está funcionando, generando una ionización saludable. Solo después de los años, estas fibras podrían sufrir un degaste, en cuyo caso se pueden sustituir. Para optimizar la emisión de iones, es fundamental limpiar periódicamente las fibras de carbono presentes en los electrodos para asegurar su optimo funcionamiento.

Los aparatos JoyBion Propacare funcionan gracias a un principio innovador que van más lejos el concepto de filtro.

Nuestros filtros no son HEPA y no responden a la norma mencionada, pero simplemente porque nuestros aparatos son ionizadores y el filtro solo sirve para recoger los residuos de los patógenos ya desactivados. Expliquemos ahora las diferencias.

Los aparatos filtrantes con filtro HEPA o de calidad inferior filtran el aire tal cual y capturan en sus mallas única y exclusivamente las impurezas y los patógenos presentes en el aire que pasan a través del filtro.

Nuestros ionizadores hacen mucho más, emiten millones de iones por minuto que son "empujados" al aire del ambiente interior por el ventilador avanzado con el cual están equipados. En pocos segundos, estos iones alcanzan e invaden cada rincón y todas las superficies expuestas del ambiente, atacando virus, bacterias, COV, polen, etc., y neutralizándolos en poco tiempo. Posteriormente, los "restos" permanecen en el aire inactivos y son recogidos por el filtro de nuestros ionizadores. Este filtro tiene la función principal de evitar que las partículas de los contaminantes desactivados sean devueltas nuevamente al ambiente por el ventilador que, como se ha indicado anteriormente, tiene la función primordial de dirigir los iones hacia su "misión" purificadora.

La función de nuestros aparatos ionizadores no es "empaquetar" los patógenos en un filtro, sino destruirlos en el aire mismo, para luego recogerlos en el filtro o dejarlos caer, una vez desactivados. En los filtros HEPA y otros menos avanzados se acumulan virus y bacterias activos por lo que, cuando se vacíen, limpien o sustituyan, habrá un gran riesgo de tocar y respirar patógenos todavía activos, mientras que en los filtros de nuestros ionizadores JoyBion Propacare solo habrá restos de los patógenos, además desactivados.

Gracias a la justa carga electromagnética presente en el cluster iónico bipolar del purificador de aire JoyBion Propacare, los contaminantes son reducidos y hechos caer por englobamiento.

El ionizador de aire JoyBion Propacare forma Clusters (agrupaciones) de iones positivos y negativos controlados y equilibrados en un porcentaje perfecto, de manera que los clusters estén activos para la desactivación y eliminación de virus, bacterias y contaminantes ambientales.

Los purificadores de aire tradicionales atraen el aire en su interior gracias a los ventiladores y quitan los compuestos orgánicos (bacterias, polvo...) a través de simples filtros. Los ionizadores JoyBion Propacare, en cambio, emiten clusters (agrupaciones) de iones positivos y negativos que engloban los compuestos orgánicos  y los atrapan en el aire, los desactivan y los hacen caer. Los compuestos orgánicos pueden también ser desactivados sobre las superficies cuando los clusters de iones se depositan y los engloban. La grande fuerza de los ionizadores JoyBion Propacare, respecto a los tradicionales purificadores de aire, es que son dos productos en uno... porqué producen ozono solo bajo demanda y ionizan siempre, entonces son capaces de regenerar el aire haciéndola más saludable y respirable gracias a un equilibrio natural entre iones positivos y negativos.

La desinfección con plasma frío es un proceso que reproduce lo que ocurre en la naturaleza durante un temporal, cuando los rayos emiten fuertes campos eléctricos oscilantes, capaces de aumentar la energía de las moléculas que se encuentran en el aire y las del agua que esta contiene. Cuando la molécula de agua se "rompe", se activa una reacción en cadena a baja temperatura, de ahí el nombre de "plasma frío", porque la energía que se libera está generada por la electricidad y no por la temperatura.

La desinfección con plasma frío crea grandes cantidades de radicales libres oxidantes en el aire que atacan la membrana de los agentes patógenos y los desactivan rápidamente.

En octubre de 2020, el departamento de Medicina Molecular de la Universidad de Padua demostró científicamente que este tipo de desinfección es capaz de desactivar también el virus Sars Covid-2.

Nuestros ionizadores JoyBion Propacare usan esta innovadora tecnología y proporcionan un plus en comparación con los demás ionizadores de la categoría, porque en nuestros aparatos la ionización es bipolar controlada, es decir, la emisión de iones positivos y negativos está constantemente controlada y esto les permite simular exactamente lo que sucede en la naturaleza. Gracias a esta función, nuestros dispositivos también se pueden utilizar en presencia de personas durante un tiempo ilimitado.


Compartir